ANÁLISIS DE LOS RIESGOS POTENCIALES PARA LA UE Y SUS INTERCONEXIONES.

Raúl Rica Otero

Nuevos retos y desafíos se abren en este 2016 para la seguridad y la defensa en la Unión Europea. Nuevas amenazas fraguadas en los años anteriores que permanecen como tal, otras llamadas a evolucionar como prioridades a tener en cuenta si de vulnerabilidades se trata. La situación financiera global, cada vez más inestable y volátil; los escenarios habitualmente en conflicto, como son aquellos del Medio Oriente y África, se han enquistado como consecuencia de una política de no intervención directa; el cambio climático ya dejó de ser un problema a tener en cuenta en las agendas de los años venideros para que sus consecuencias se puedan observar hoy en día. Como efecto de estos tres grandes bloques, de ningún modo aislados, se dejan entrever otras amenazas que emergen, como son el terrorismo, las migraciones masivas, los colapsos estatales (tanto en estados vecinos como en los lejanos), las crisis de agua y alimento, las enfermedades, los ciberataques y la crisis energéticas llevan todos ellos como consecuencia más grave la inestabilidad social en nuestra Unión Europea. Estas vulnerabilidades ponen de manifiesto graves y plausibles riesgos para los valores europeos, así como para la conservación de nuestro estilo de vida.



1. Conflictos y guerras:

a) Migraciones a gran escala:

Como hemos observado en la crisis de los refugiados durante 2015, la migración masiva puede dañar gravemente la estabilidad social. La inclusión de millones de personas de diferentes culturas en las sociedades europeas presenta un reto de dimensiones importantes. Así como el riesgo que tiene el ascenso de extremismos y la fragmentación social que ello puede producir. Crisis de empleo por la falta de previsión y planificación de los millones entrantes, el no control de personas con claro pasado e inclinaciones terroristas y el colapso y sobrecarga de las administraciones públicas son riesgos que conlleva el intentar comer más de lo que se puede masticar. La falta de integración de minorías produce fractura social y los guetos consecuentes por la desigualdad entre colectivos y la falta de integración son un caldo de cultivo que el terrorismo agradece facilitando bajas entre la población civil europea. Este agradecimiento es compañero de viaje ascenso de partidos extremistas populistas.

b) Ascenso de los extremismos:

Las crisis migratorias suelen ser aprovechadas por los extremos políticos en aras de captar el tirón del votante descontento con la inclusión de extraños en su tierra. Evitar el ascenso de los extremos ideológicos es de vital importancia para mantener la paz social. Que la sociedad se polarice es peligroso de sobremanera ya que, como hemos visto en el pasado, puede llevar a conflictos armados y guerras civiles. La inclusión masiva de minorías en una sociedad, sin incluir medidas de integración puede tener como consecuencia que los votantes elijan a partidos extremos para revertir el proceso, prestando atención a la demagogia y a la demonización del desconocido. También puede causar este ascenso sucesos traumáticos como atentados terroristas o un estrés en la población debido a diferentes causas, como excesivo desempleo o escasez de algún tipo. Este voto a los extremos demagogos se suele llamar el voto del enfado o el voto del castigo, como hemos visto tras la crisis financiera del 2007 y 2008 en Grecia, España, Estados Unidos, Francia, etc. Los partidos extremistas suelen llevar en sus programas un cierto antieuropeismo o exacerbado nacionalismo regional, pernicioso para una mayor integración europea.

c) Ataques terroristas:

Los ataques terroristas se definen por ser impredecibles de por si. No obstante existen vulnerabilidades que hacen más probable un ataque de este tipo, como son minorías poco integradas en la sociedad, algún tipo de descontento que se alarga en el tiempo o incluso la permisividad de los estados por conveniencia. Históricamente la Unión Europea ha sufrido la actuación de numerosos grupos terroristas, actualmente es el terrorismo islamista el que más preocupa, habiendo dejado atrás el terrorismo nacionalista como amenaza más inminente. Los atentados recientes en París dejan entrever una vulnerabilidad que hunde sus raíces en conflictos lejanos donde los terroristas hayan su zona franca, financiación beneficiada por crisis energéticas (el Estado Islámico se financia del petróleo, a parte de otras fuentes) y anclada en la falta de integración de los barrios marginales de Molembeq en Bruselas o las periferias parisinas. Los atentados terroristas son eventos que podrían alzar sentimientos extremistas y desestabilizar socialmente a la Unión Europea, además del irrecuperable daño humano que acarrean. No se debe olvidar el peso psicológico que el terrorismo tiene sobre la población, la merma de los derechos civiles en pos de una mayor seguridad es un tema altamente controvertido y que muestra otra cara de los ataques terroristas, igual o incluso mas dañina que las anteriores.

d) Ciberataques:

Los ciberataques y las filtraciones de información son riesgos que ya hemos sufrido con los casos de Wikileaks. Pueden poner en peligro operaciones en curso, enemistar países y poner en jaque a gobiernos enteros. Ya en las filas de las fuerzas de seguridad estatales son largamente consideradas las unidades dedicadas a prevenir tales vulnerabilidades. El mundo digital es un frente que la Unión Europea no debe de dejar de lado. Hoy en día se deja en manos de la tecnología de la interconexión la seguridad estatal, la casi totalidad de la información e incluso la base de nuestro sistema económico y financiero. El mundo digital esta interconectado con todo, por lo que quien ataque este mundo está atacando la misma base de nuestra sociedad. Una debilidad de nuestros sistemas informáticos es la madre de todas las vulnerabilidades. Un simple apagón, un hackeo de cuentas bancarias, una filtración de códigos de lanzamiento, de procedimientos de algún tipo o incluso de planes gubernamentales podría ser fatal para la sociedad europea. La existencia de grupos de hackers como LulzSec o Anonymous (si bien de vez en cuando actúan como “White hats”) multiplican la importancia de esta vulnerabilidad. En unos pocos años mas de la mitad del crimen organizado será en forma de unos y ceros y se espera que esta tendencia continue al alza.

Relaciones entre los riesgos y su interrelación, mostrados de forma gráfica

e) Armas de destrucción masiva

La proliferación de las armas nucleares, biológicas y químicas en estados fallidos e incluso en estados miembros de la Unión son un riesgo y a la vez una solución si de coacción entre estados nos referimos. No funciona tanto así cuando son grupos terroristas los que podrían hacerse con tales sistemas armamentísticos o incluso entes privadas mediante hacking. Material nuclear en manos de terroristas suicidas o de estados fallidos como Siria o Irak son una amenaza a tener en cuenta en los próximos años, así como en el presente. El desarme nuclear y el freno al avance de ese tipo de armamento deben ser prioridad para los estados miembros, así como el control de la compra-venta en el mercado negro. En este último riesgo un nutrido y preparado cuerpo de inteligencia e información juega un papel crucial. La unión en materia de inteligencia es hoy en día una quimera utópica, ya que los paises miembros mantienen intereses geoestratégicos globales independientemente uno de otros. No obstante una integración de los servicios de información en uno solo es requisito indispensable para la prevencion y lucha contra las vulnerabilidades que tenemos en Europa.



2. Crisis financiera o económica:

a) Crisis energética:

Hemos observado como la bajada del precio de petróleo puede desestabilizar la economía mundial. Los países productores de petróleo, muchos de ellos dictaduras, algunos con armas de destrucción masiva, otros directamente estados terroristas, pueden ser un riesgo en aumento para la Unión Europea. Desde Rusia hasta el Estado Islámico, pasando por Irán y Arabia Saudí, son países poco estables que podría amenazar la seguridad europea, bien por riesgo de golpes de estado, revueltas o incluso manipulación de los precios del crudo. El Estado Islámico es un productor de petróleo de por si, y es el responsable, entre otros actores, del gran éxodo de refugiados que ha producido estertores de nerviosismo en la UE. El camino hacia la independencia del petroleo, hacia el horizonte de energías renovables es todavia lejano. Normalmente este recurso estratégico crítico para la economía Europea se encuentra en territoros de paises no democráticos y altamente inestables. La dependencia de Rusia en este sentido hace a la Unión Europea una actor débil en el escenario global.

b) Burbujas de activos:

Con la crisis del 2007 y la crisis del Euro en 2012 hemos observado la fragilidad de nuestro sistema financiero, cada vez más volátil y dependiente de factores que las poblaciones poco pueden controlar. Las crisis financieras producen una bajada del presupuesto en defensa y una precariedad social que llevan a la desestabilización de la sociedad. Las burbujas inmobiliarias, de deuda o de cualquier otro activos son per se impredecibles y la relajación de los procedimientos de control y vigilancia las hacen todavía más dañinas. La subida del desempleo que llevan aparejado cuando revientan produce una gran inestabilidad social. De esta misma manera, las crisis económicas suelen producir una inestabilidad regional en países en vías de desarrollo, arriesgando un desarrollo posterior de grupos extremistas antioccidentales y caldo de cultivo de amenazas potenciales para Europa. No debemos olvidar también la percepción muy empeorada de la población hacia la clase dirigente. El "voto del enfado" en muchois casos lleva como consecuencia que partidos euroescépticos participen del poder, reduciendo así la posibilidad de camino hacia una mayor integración y aumentando la inestabilidad social, incluso soliviantando a sus poblaciones.

c) Colapsos estatales o estados fallidos

Es poco probable que un estado miembro colapse, si no es con ayuda de eventos que hoy en día son menos probables, más aún por el hecho de pertenencia a la UE. No obstante el colapso de estados más débiles vecinos como Rusia, Ucrania, Egipto o Libia son mucho más cercanos. De hecho, lo hemos podido observar en Libia o Siria, donde el colapso del poder gubernamental ha sido sustituido, como en otros países tras la Primavera Árabe, por extremismos religiosos. La anarquía posterior a las revoluciones se suele llenar con peores soluciones que sus predecesores en estos casos. El Estado Islámico en Siria o Irak, el Frente Al-Nusra en el norte de Siria, los Hermanos Musulmanes en Egipto o diversas facciones terroristas en países Subsaharianos como Mali o Nigeria, son claros ejemplos de amenazas a la seguridad de la UE. Son amenazas indirectas pero representan un caldo de cultivo de posteriores atentados terroristas en territorio europeo. Por otro lado, el colapso de un estado que posea armas de destrucción masiva, como Rusia, es una amenaza a tener en cuenta en un análisis de riesgos para la UE.



3. Cambio climático:

La pérdida de biodiversidad lleva aparejada un riesgo para la producción de alimentos y otros productos. Las sequias producidas por el cambio climático producen un desequilibrio en los ecosistemas a favor de plagas y enfermedades provenientes de zonas del mundo de las que antes no podían salir por la temperatura o la condiciones ambientales.

Los cambios radicales de clima producen a su vez eventos climáticos exagerados como huracanes, inundaciones y sequías prolongadas. Las catástrofes climáticas extremas son un continuo en los noticiarios y hace un tiempo ya que no se habla del cambio climático en términos futuros. Tanto las enfermedades contagiosas, los eventos climáticos extremos, sequías y crisis alimentarias derivadas pueden desestabilizar la Unión Europea y en último término provocar una crisis social de consecuencias profundas.

Los gastos económicos que los desastres ecológicos y de los provenientes de eventos climatológicos extremos pueden ser muy cuantiosos. No hay que olvidar que las víctimas irían en aumento en un escenario futuro de desestabilización en ese sentido. Las desestabilizacion de la climatología en paises ya muy azotados por la pobreza y la falta de alimento, producirían mas migraciones masivas, lo cual entroncaría con lo que hemos apuntado más arriba.







Follow us